Debates en torno al concepto de Desarrollo

Comenzamos con esta entrada una serie que hemos denominado “Creación Común” que intenta resumir las aportaciones que a través de los foros se han realizado en torno a los temas propuestos. En un curso de “construcción” la autoría es atribuible a todas las personas participantes.

En el primer módulo de este curso de formación on-line de “Construcción de indicadores de género para la cooperación internacional al desarrollo”, gracias a la participación activa, se produjo un interesante aporte de reflexiones, diálogos, críticas, etc. sobre el concepto de desarrollo que sirvió para deconstruir y reconstruir el imaginario del desarrollo para cuestionar las relaciones de poder y sus aplicaciones materiales y simbólicas en la cooperación. Aquí se resumen algunas de las ideas más interesantes que, tanto el equipo docente como el alumnado crearon-intercambiaron a través del foro.

La reconstrucción crítica del desarrollo es un buen punto de partida para incorporar la perspectiva de género desde un planteamiento más inclusivo y luchar contra las estructuras de poder que reproducen los escenarios de insostenibilidad y desigualdad.

Las aportaciones redundan en ese tema al señalar que el concepto de desarrollo que se usa está permeado por nuestra cultura, que sitúa al hombre (que no mujer) blanco, heterosexual, joven, europeo, burgués y creedor de estar por encima de la naturaleza y sus recursos, como referente de desarrollo. Ello implica la creación de un estándar como único modelo válido de relaciones entre las personas y entre las personas y su medio, obviando la riqueza, la diversidad y las oportunidades que se encuentran precisamente en la diferencia y en el punto de vista.

Es interesante también señalar la importancia de llevar este debate al interior de las propias organizaciones en un proceso de autorreflexión. No llevar a cabo este proceso de reflexión y análisis de las causas de esta situación de desigualdad puede llevar a que, mediante nuestras intervenciones, se fortalezcan y reiteren estereotipos, relaciones asistencialistas y homogenizar a las personas y pueblos bajo el modelo de las sociedades “desarrollados” y sus valores como únicos paradigmas.

El desarrollo debe estar vinculado entonces no únicamente a la disminución de la pobreza, como una agenda de mínimos, sino que frente a las profundas asimetrías sociales y económicas, se ha de aspirar e impulsar cambios sociales. Considerar que es posible compartir identidades diversas, construir y recuperar espacios públicos y privados en igualdad, garantizar y ejercer los derechos humanos y el acceso a la justicia desde un enfoque de género.

Nuevos modelos como el del “Decrecimiento” o conceptualizaciones basadas en el “desarrollo sostenible” se apuntan como formas de repensar el desarrollo.

La idea de este debate ha sido deconstruir el concepto de Desarrollo; una reflexión que nos de paso a la integración de otros elementos, como los indicadores de género, en nuestras prácticas y visiones. La propuesta de focalizar hacia un tipo de desarrollo endógeno (a pesar del peligro terminológico actual) tiene la base discursiva desde las prácticas participativas, de democracia radical y soberanistas en, por ejemplo, sistemas agroalimentarios y sociales relocalizados. Un desarrollo a escala humana donde prime la realización de necesidades básicas universales – subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, libertad e identidad – en base a satisfactores construidos colectivamente desde las bases en función de la cultura social.

El Decrecimiento casa muy bien con estas propuestas y genera alianzas paradigmáticas entre los enfoques que manejamos. El decrecimiento se articula y se nutre de propuestas de movimientos sociales, herramientas de ecología política, economía ecológica, etc. Sin embargo, no es un programa tal cual, aún hay que dotarlo de más contenido y todavía está construyendo sus propias respuestas.

Esta es una tarea pendiente, ¿nuestra tarea?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CREACIÓN COMÚN. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s